Dime qué serie viste y te diré lo que serás en el futuro

Publicado: 15 abril, 2013 de bloglasombraproducciones en Pequeña pantalla, Periodismo
Etiquetas:, , , , , , ,

periodistasok@Cristina_QS Médicos a los que no se les escapa un solo diagnóstico, criminólogos o policías capaces de descifrar los casos más complejos, abogados que convencen a jueces o fiscales y que dejan con la boca abierta a toda la sala, o periodistas que alcanzan el éxito gracias a la mayor de las exclusivas… Aviso a navegantes: cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

No estaría diciendo ninguna incongruencia si afirmo que los españoles (y ciudadanos del mundo en general) somos bastante influenciables. ¿El ejemplo más claro? Las series de televisión. Una frecuencia semanal, una temática atractiva y un ‘boom’ mediático es suficiente para que nos empapemos más de la cuenta y adoptemos algunas de las actitudes de protagonistas y personajes. En esta ocasión nos referimos a series sobre profesiones, ¿es cierto que, cuando una de ellas triunfa, se produce una masificación en las aulas?

Historias en las que se alterna una apasionante vida profesional con una intensa vida privada, trabajos en los que la adrenalina es el día a día y la rutina brilla por su ausencia… La motivación es clara: emular las vidas de los protagonistas de nuestras series preferidas, confundir la realidad con la ficción… ¿A quién no le ha pasado en algún momento?

La mítica ‘Periodistas’ (1998-2002) pudo ser el gran desencadenante de que las facultades de Ciencias de la Información de toda España se plagaran de estudiantes. Un trabajo apasionante en el que cada día hay una aventura nueva, una nueva ‘personalidad’ a quién entrevistar o un entramado que descubrir… Un periódico local en el que los becarios tienen acceso a fuentes confidenciales para elaborar importantes reportajes que ocuparán portadas. Muchos tiernos adolescentes pensaron que ese podría ser su futuro… ¿Se equivocaron? Depende. Es innegable que ser periodista en un medio de comunicación te exime de un día a día rutinario (si tienes la suerte de encontrar trabajo, claro) y que, probablemente, sea uno de los oficios más enriquecedores del mundo, hasta ahí bien. Por lo demás, mejor no hablar de la situación actual del sector y los 27.443 periodistas que acabaron el año 2012 en paro, según el ‘Informe Anual de la Profesión Periodística 2012’ elaborado por la Asociación de la Prensa de Madrid. Saturación de profesionales y ‘proyecto’ de profesionales, escasas salidas en un oficio donde la oferta supera con creces la demanda. Además de esto, el ‘trabajo’ del becario no suele ser precisamente un camino de rosas: precariedad en las prácticas, largas jornadas, labores muy parecidas a las de cualquier redactor en plantilla, escaso o nulo sueldo…

Las series sobre médicos también llevan años copando las cadenas de televisión. ‘Anatomía de Grey’, ‘House’, ‘Hospital Central’, ‘MIR’, ‘Urgencias’, ‘Doctor Mateo’… ¿me dejo alguna? La demanda de empleo en este sector, hasta hace poco, no estaba en la misma situación que la de los periodistas. Notas de corte elevadas y muchos años de preparación consiguen que muchos estudiantes no lleguen o se queden por el camino. En cuanto a las series predominan los mitos: la intensa vida sexual de los protagonistas de ‘Anatomía de Grey’ (que impulsaron a muchos estudiantes a encaminarse a la cirugía) o ‘House’ y el arte del diagnóstico en un hospital donde sobran los medios y cada paciente dispone de un equipo de especialistas a su entera disposición.

La fiebre por los criminólogos, forenses y policías también estuvo y está en pleno auge. Series como ‘CSI’, ‘Dexter’, ‘Mentes criminales’, ‘El Mentalista’ donde se combina la tecnología más innovadora con la más increíble inteligencia natural; u otras como ‘Policías’, ‘Los hombres de Paco’, o ‘El Comisario’ donde la sobredosis de tiros, persecuciones y redadas es el pan de cada día. Sin embargo, según dicen los profesionales de verdad, el trabajo diario difiere mucho de lo que se cuenta en televisión, es bastante más aburrido…

Como podemos ver, lo que parecía ser una profesión apasionante puede convertirse en un trabajo rutinario y aburrido. Nunca es oro todo lo que reluce… ni se debe confundir una actividad profesional con el carisma y las características personales del protagonista de la serie en cuestión. De todas formas, tampoco dramaticemos. Probablemente no acabemos siendo Dexter, Gregory House, Ally McBeal, ni formaremos parte de la plantilla del ‘Crónica’, pero igual una de estas series nos dio o nos dará el empujón necesario para elegir nuestro camino profesional… Ya sabéis, la realidad a veces sí que supera la ficción 😉

Anuncios

¿Tienes algún comentario sobre este post?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s